El cuidador #3 y el boxeador


Filipinas

Muy difícil encontrar tiempo para escribir rodeado de amigos y habiendo dejado el plan del hostal y el viaje solo.
Desgraciadamente este recuento de ideas toma tiempo pero sobre todo fluye mejor en un estado de ánimo más azul, el cual desapareció hace tiempo. Últimamente estoy tan bien en el viaje, tan feliz y optimista del futuro que sentarme a escribir dejó mi lista de prioridades.
Aún así, a terminar bien lo que se comienza!

Regresé de Indonesia feliz para integrarme temporalmente en la vida familiar de Victor, Vero y Renata; amigos Mexicanos que conocí en Colombia y que viven en Singapore.
La vida diaria en esta ciudad perfecta pasa sin demasiados incidentes; haciendo mucho ejercicio, visitando museos y zonas turísticas, las cuales los Asiáticos interpretan como centros comerciales.
Vale la pena siempre tomarse una cerveza en el techo del Marina Sands, enorme plataforma sobre tres edificios desde donde se puede observar toda la ciudad. Seco en el bar o mojado en una piscina infinita.

Aprovechando el buen clima; la familia completa, lidereada en su centro de gravedad por Renata y sus tres cuidadores, mejor partimos unos días a Filipinas.

Cebu
Desde el vuelo se notaba que algo era diferente. En el avión de Cebu Pacific Air, las sobrecargo están simplemente vestidas de playera polo y shorts pero además a mitad de vuelo hicieron rifas de souvenirs como si fuera un bus escolar.

Ya llegando allá, inmediatamente sentimos que habíamos dejado el primer mundo en un aeropuerto viejo y desgastado pero lleno de gente muy simpática en donde hasta la inspectora de migración nos hizo bromas.
El viaje con bebé obliga a olvidar los hostales y el transporte público así que, con retraso, el shuttle del hotel nos llevó a las afueras de la segunda Isla más grande del archipielago hasta un resort muy lindo y nos hospedamos en una pequeña villa en plan familiar muy divertido.

No vale la pena contar mucho lo que hicimos; todo va en relación a cual de los cuidadores esta en guardia y lo demás es comer, dormir, tomar drinks y meterse al mar a snorkelear. Casi todo al calor de conversaciones infinitas especiadas por un doble sentido mexicano que Victor y yo echábamos de menos.
A pesar de la comodidad del lugar, insistimos en salir a ver la sección cultural de la isla por lo que contratamos un transporte en el que visitamos un restaurant de mariscos con tiburones en el jardín, el fuerte español de la ciudad, una casa tradicional, un par de monumentos y una fábrica de guitarras.
Lamentablemente Filipinas está en un estado de pobreza grave, que se ve aún peor en mis ojos después de viajar por países que tienen tanto desarrollo o venir de México que con todo y la situación de inmovilidad y nuestras frustraciones frente a eso, sigue siendo una de las más grandes economías del mundo.
Toda esa pobreza, como es frecuente, se compensa con buena vibra.
Nuestro conductor, un Filipino pequeñito apodado “Paquiao” por su parecido al boxeador, fué una gran compañía de viaje. Hasta terminó por invitarme con sus amigos a tomar unos drinks a la discoteca del pueblo. No acepté la invitación porque la idea era estar con mis amigos pero también porque la única petición que me hizo mi padre antes de viajar fue de no visitar Filipinas por la inseguridad, lo que ya estaba infringiendo, así que decidí mantenerme en zona segura.

Toda la experiencia con mis tres amigos es parte fundamental de este viaje. Salí a darle la vuelta al mundo a buscarme a mi mismo y ahora que me he encontrado, me veo menos solo y más con mi familia y mis amigos.
Entonces dejo Singapore agradecido para comenzar un lento regreso a mi vida para estar a tiempo al que será el evento familiar más importante de los últimos, muchos, años.
Con el rumbo más claro, la marea del destino esta bajando.

Hasta ahora Asia ha sido una maravillosa experiencia, dejarla de golpe no sería justo así que pasaré por el filtro natural que se ha usado por miles de años para hacerlo.
Constantinopla o ahora conocida como Estambul.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s