Un globo al cielo de Confucio


Cual es la imagen de Taiwan que tenemos todos en la cabeza? Supongo que solamente la que creó la frase “Made in Taiwan” en miles de productos electrónicos que vimos los que somos de la misma generación.
Lo interesante es que nadie que yo conociera había venido a esta isla grande frente a China.

Taipei, 101, Confucio y Ping-shi

Finalmente, un ex-jefe francés que me llevó de copiloto varias veces en los cielos de Francia, se vino a vivir a Taiwan.
Así que saqué la visa, para la que me preguntaron hasta la novela favorita de mi bisabuela y volé hora y media desde Hong Kong para llegar a un lugar francamente inesperado.

Taiwan es una isla que vive en un mundo paralelo.
No es estrictamente un país reconocido, no es China, no tiene embajadas de la mayoría de los países del mundo y en una época fue la capital del imperio Chino.
Después de la segunda guerra mundial, el lider chino Chiang Kai-Shek con su partido el Kuomingtang son empujados por el partido popular de Mao Tse Tung y huyen del continente con sus amigos. Un millón de personas y gran parte de las riquezas históricas de China.
Desde entonces técnicamente están en guerra y hay la creencia de que “Mil misiles apuntan a Taiwan” desde el otro lado del mar.

La verdad es que la cultura es interesante. Se nota que antes de eso la isla fué colonizada por Holandeses y Japoneses. Es muy segura, muy tranquila y los Taiwaneses son muy simpáticos.

Confucio y Taiwan 101
Llegué a un aeropuerto bastante menos moderno que Tokyo o Hong Kong y después de una revisión MUY minuciosa de que mi pasaporte no fuera falso, me subí a un taxi que me llevó a las montañas que rodean la ciudad hasta la casa de Philippe.
Con la advertencia de que más tarde iríamos a cenar me puse unos jeans y una camisa y me lancé al templo de Confucio.
Los Chinos y por ende, los Taiwaneses son generalmente muy flexibles y tolerantes en cuanto a las religiones. Acá se practica sobre todo el Budismo, el Taoismo y el Confucianismo.
(Menos tolerantes con el tema específico de los Tibetanos, agrego foto explicativa)
Este templo resultó muy lindo, muy colorido pero extremadamente caluroso. En 10 minutos yo estaba como si hubiera corrido 10km por el calor y la humedad.
No aguanté mucho y con una escala en un café con A/C seguí el recorrido hacia la torre Taipei 101.

Esta es una torre que cuando fué construida en el 2001 fue la más alta del mundo.
Tiene más de 600m de alto y es especial porque tiene forma de pagoda en algunos de sus 101 pisos.
Tuve la suerte de ver la ciudad desde el observatorio del piso 90 con poca bruma, que parece que siempre está presente y luego comer en uno de sus decenas de restaurants dentro del inevitable centro comercial de ultra lujo.
Parece un poco frívolo pero es interesante. Al día de hoy solo hay dos edificios más altos que ese pero están en Medio Oriente entonces hay menos temblores. Aquí tiembla todo el tiempo y hay Tifones, entonces en la punta del edificio, por dentro, el edificio tiene una pelota gigantesca de acero colgada que hace contrapeso y baja las vibraciones. Que miedo!

Ping-Shi
En casa de Philippe está de visita una familia franco-española que están a punto de dejar Taiwan después de 8 años. Lucie y Laurent con sus 3 hijos simpáticos pero hiperactivos han sido mis acompañantes de viaje y con ellos salimos de la ciudad a un pueblo cercano llamado Ping-shi.
Este es un pueblo en mitad de las montañas que es típicamente cruzado por un río y un tren. Nada de especial.
Lo interesante es que en las tardes la gente se reúne sobre las vías ferreas para decorar con pincel globos de papel de china, llenos de buenos deseos y aspiraciones para luego lanzarlos al cielo y esperar que se cumplan.
Ahí pasamos una tarde muy agradable, lanzando globos, jugando con los niños, riéndonos del olor de los vendedores de Tofu y cenando un estofado lleno de comida de dudosa procedencia pero rica.

Taiwan es una buena sorpresa y un buen descanso, ver amigos y hablar en Francés en un país tan lejano de mi realidad me inspira de vuelta a seguir dando la vuelta al mundo.

Anuncios

2 Respuestas a “Un globo al cielo de Confucio

  1. Gabriel! el gusto fue nuestro al poder escuchar tus aventuras, seguiremos tu periplo desde Barcelona! los hiperactivos ya se han calmado despues de tanta movida con el traslado.
    besos.Lucy and co

  2. Hola compadre. La verdad me ha dejado un sabor muy especial este último relato. Las fotos y lo acogedor de la historia, me han hachó sentir en un cuento. Un buen cuento. Te cuento que las fotos de esta tanda estan de catálogo. Muy buenas.
    Abrazo,
    John

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s